LOGO-SAN-WEB
Encuentro Anual de la SAN: buscando ampliar los horizontes

Publicado: 11 de noviembre de 2022

Abrazos y risas, reencuentros presenciales después de una larga pausa -fruto de la pandemia-, récord de inscriptos, mesas redondas, un fuerte entusiasmo de las nuevas generaciones y un enorme nivel científico-académico. En esos términos se podría resumir lo que fue el Encuentro Anual de la Sociedad Argentina de Investigación en Neurociencias (SAN) que, durante tres días, convocó, en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, a una multiplicidad de disciplinas, líneas de investigación, referentes y becarios del heterogéneo mundo de las neurociencias.

“El balance de esta Reunión, sin dudas, ha sido sumamente positivo. Hemos tenido una asistencia récord, con alrededor de 500 inscriptos y 450 que, finalmente, pudieron estar presencialmente. Además, hubo 251 posters, una instancia que genera mucha interacción y diálogo”, resumió la doctora Marta Antonelli, presidenta de la SAN. “No hay que olvidar que muchos estudiantes iniciaron sus becas en pandemia, por lo que nunca habían tenido la posibilidad de un Congreso de forma presencial”, agregó.

De los participantes, un 44 por ciento correspondió a doctorandos, un 9 por ciento a postdocs, 28 a investigadores y un 19, finalmente, a estudiantes de grado.La Reunión también contó con 7 comunicaciones orales, 5 simposios y dos plenarias. El encuentro, además, marcó una innovación con respecto a sus antecesores: buscó reducir el uso de desechos no biodegradables, promoviendo de manera activa el reciclaje.

Para la doctora Victoria Rozés, integrante de la Comisión Organizadora de la Reunión Anual, la evaluación también arrojó un saldo más que positivo, siendo una de las claves el aspecto presencial. “El plus de haber sido presencial fue enorme y marcó, claramente, una diferencia. Se notó en el ambiente, en las ganas de encontrarse y de compartir”, señaló, mientras que, en la misma línea, el doctor Diego Rayes –miembro de la misma Comisión-, agregó que “la presencialidad permitió un tipo de interacción personal y científica difícil de alcanzar en la virtualidad. La sensación positiva con la cual nos quedamos después del Congreso es poder volver a vivenciar eso luego de tres años”.

El aspecto presencial, además de permitir otras dinámicas de organización, sirvió de escenario para que se dieran a conocer las labores de cada una de las Comisiones Especiales de la SAN que acompañan a la Comisión Directiva. Cada una de estas – Política Científica, Conferencias Mensuales, Vinculación y Comunicación, Historia de la SAN, Género y Diversidades, Federalización, Divulgación Científica y Educación, además de la ya mencionada Comisión Organizadora de la Reunión Anual- presentó un póster con el detalle de sus actividades.

Rozés, asimismo, ponderó tanto el espacio de los posters como la participación de los becarios y becarias. “La sesión de posters tuvo muchísima participación y discusión, fue un espacio muy productivo para quienes presentaron sus trabajos. Y otro aspecto sumamente interesante fue la cantidad de becarios que se postularon para la comunicación oral, algo que hay que tener en cuenta para la próxima reunión”, remarcó la investigadora.

En esta línea, la experiencia del licenciado Hernán Hauché puede servir de punto de referencia de la experiencia. “Este es el primer encuentro presencial al que asisto en calidad de becario doctoral y la diferencia es abrumadora. Si bien la virtualidad ofrece practicidades conocidas por todos, la presencialidad brinda una experiencia absolutamente inmersiva y ampliamente superadora”, describió Hauché, quien agregó que el evento “ha sido una gran oportunidad para ejercitar la práctica de compartir mi trabajo. Las observaciones y críticas de colegas de amplia trayectoria fueron por demás invaluables”.

“Celebro la representación federal que hubo en los distintos simposios organizados. También encuentro positivo la participación de estudiantes de doctorado y postdoctorado en actividades pre-congreso, como las organizadas por la Red de Estudiantes de Neurociencias. y en la misma Asamblea de nuestra Sociedad. Es esperanzador ver a la gente más joven con ganas de involucrarse y participar”, subrayó Rayes.

Otras formas de interacción

La edición de 2022 presentó experiencias sumamente enriquecedoras. Por un lado, la Comisión de Género y Diversidades llevó a cabo un taller interactivo sobre políticas de género, mientras que la Comisión de Políticas Científicas organizó una mesa redonda de discusión con Fernando Peirano, presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (I+D+i).

La charla con Peirano, moderada por el doctor Damián Refojo y la doctora Eliana Ruetti, incluyó no solo una disertación del funcionario, sino, también, un espacio de preguntas de los socios y socias de la SAN, en referencia a políticas de financiamiento y otras aristas de la labor de la Agencia I+D+i.

“Este evento nos permitió visibilizar muchas problemáticas por las que atravesamos los investigadores para desarrollar nuestros proyectos, como el escaso financiamiento, las dificultades con las importaciones y las limitaciones de las/os investigadores jóvenes para acceder a subsidios específicos para armar sus propias líneas de trabajo”, expresaron, en este sentido, Ruetti y Refojo, quienes destacaron que Peirano “se haya comprometido a recibirnos como sociedad científica para que podamos hacer llegar las consultas y necesidades de los socios”.

“Desde la comisión de Política Científica de la SAN, esperamos seguir abriendo canales de comunicación con los agentes tomadores de decisiones políticas dentro del sistema científico nacional”, agregaron.

La Comisión de Género y Diversidades, por su parte, organizó una actividad con fuerte presencia de participantes de la Reunión, donde, separados en pequeños grupos, se discutieron y luego pusieron en común ideas en torno a temas tan complejos y heterogéneos como el uso de machos y hembras para realizar experimentos, la falta de interés para seguir carreras científicas, la utilización del lenguaje inclusivo y las gramáticas sexistas, cómo se trata y se integra a las minorías en la ciencia, los desafíos y realidades de las primeras generaciones universitarias y las violencias en los ambientes laborales dentro de la ciencia y la tecnología, así como las herramientas y protocolos disponibles en el CONICET y en distintos institutos.

“Salimos híper conformes con cómo salió la actividad. Hubo mucha participación y lo interesante fue que hubo diversidad en cuanto a jerarquías del sistema científico. Esto hizo que los intercambios en las temáticas propuestas fueran muy ricos. También hubo muchas personas que se acercaron a agradecer y manifestaron su interés de que estos tipos de espacio sigan existiendo y, además, que duren más tiempo”, remarcó la doctora Verónica de la Fuente, integrante de la comisión de Género y Diversidades.

La investigadora también repasó los desafíos que tiene dicha comisión por delante. “Estamos organizando un evento, para este año, en el que abordaremos temáticas como el género/sexo y neurociencias, con invitadas internacionales”. Ante un pedido de algunos socios y socias, y a fin de hacerlo extensivo a toda la comunidad, la Comisión Directiva incorporó en la Orden del Día de la Asamblea la propuesta de que la Comisión de Género y Diversidades organizara un referéndum para el uso del idioma inclusivo  en las comunicaciones oficiales de la SAN. 

En este sentido, la doctora De la Fuente agregó que “el pedido, apoyado por amplia mayoría de la comunidad presente en la Asamblea, surgió originalmente de estudiantes que forman parte de nuestra comunidad, con apoyo de investigadoras e investigadores que, en su conjunto, consideran que el uso de la letra ‘x’ es inclusiva y superadora por sobre otras alternativas, al no reducirse al binarismo”.

Gracias a la gestión de la Comisión de Género y Diversidades, además, se obtuvo ayuda financiera para los y las asistentes que, por la ausencia de sus hogares durante los 3 días del encuentro, debieron realizar pagos por el cuidado de personas a cargo. La iniciativa fue posible gracias al subsidio otorgado por la International Brain Research Organization (IBRO).

Un rumbo claro

Uno de los aspectos en que más hincapié se hizo y se viene haciendo, desde la SAN, es el deseo de federalizar a la comunidad y de incorporar más científicos y científicas de todas las latitudes del país. Durante la Reunión, por ejemplo, se llevó a cabo