LOGO-SAN-WEB

26 de octubre de 2023

Encuentro de la SAN 2023: un compromiso cada vez más sólido con el federalismo

Tal vez, si la imaginación y la creatividad ayudan un poco, bien se podría trazar a la enorme comunidad de las neurociencias como un gigantesco cerebro, donde, a nivel nacional (y hasta internacional), las conexiones, intercambios de información y los vínculos entre los distintos profesionales del ámbito neurocientífico son análogas al complejo andamiaje celular en que se basa nuestra mente. Se adopte o no esta metáfora, lo cierto es que todos los componentes que forman a la Sociedad Argentina de Investigación en Neurociencias (SAN) tienen, año a año, un momento clave de encuentro presencial y de enorme relevancia.

La XXXVIII Reunión Anual de la SAN tuvo, en la edición de 2023, varios condimentos especiales. En primer lugar, que se celebrara por primera vez en la provincia de San Luis, más precisamente en la Universidad Nacional de San Luis, lo que supuso una fuerte apuesta por el federalismo. Esta región tiene un  grupo relativamente pequeño de investigadores dedicados a las neurociencias, comparado con otras zonas de mayor presencia (Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca). En segundo lugar, el enorme nivel de los disertantes, entre los que se incluyeron el Premio Nobel de Fisiología o Medicina  2014, Edvard Moser. Al intercambio científico se sumaron, además, eventos sociales dedicados a temas como política científica y género y diversidad.

“El balance ha sido extremadamente positivo y podemos decir que ha superado ampliamente nuestras expectativas. En nuestras estimaciones iniciales, suponíamos que, al no hacerlo en una de las ciudades de más concentración de investigadores, como Buenos Aires o Córdoba, la afluencia iba a ser menor que en años anteriores de reuniones presenciales. Para nuestra sorpresa, recibimos 550 inscripciones y más de 290 posters, siendo este último número un récord”, subrayó la doctora Marta Antonelli, investigadora en el Instituto de Biología Celular y Neurociencia “Profesor Eduardo De Robertis” (IBCN) y presidenta de la SAN. 

En la misma línea, el doctor Diego Rayes, integrante de la Comisión Organizadora del Encuentro 2023, coincidió en que el evento tuvo “un balance enormemente positivo”. “Para empezar, tuvimos un excelente nivel en las presentaciones y simposios, tanto de los disertantes extranjeros -destacando la presencia del Premio Nobel Edvar Moser-, como de los nacionales. Las actividades de los estudiantes, como las exposiciones orales o las sesiones de posters, también fueron de alto nivel. Todo el evento demandó muchísimo esfuerzo, pero estamos muy conformes con el resultado”, aseguró Rayes, con sede de trabajo en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca (CCT CONICET Bahía Blanca).

Para los organizadores, uno de los objetivos primordiales, tanto en este evento como en los últimos años en la SAN, tiene su norte (y sur) en poder federalizar cada vez más a la comunidad de la Sociedad. “Como lógica consecuencia de este pensamiento, realizar la reunión anual en San Luis resultaba un corolario de nuestros objetivos, a la vez que un desafío. Intuíamos que, si bien la distancia y los relativamente escasos medios de transporte podrían desalentar a muchos participantes, a su vez podrían atraer a investigadores de provincias cercanas. El trabajo intenso de la Comisión de Federalización dio sus frutos y no solamente investigadores de varias provincias se acercaron a participar en la reunión, sino que presentaron su postulación para ser socios”, valoró Antonelli.

Rayes, por su parte, le sumó el enorme papel que jugó la Universidad Nacional de San Luis en el evento. “Nos dieron sin ningún costo tanto el Auditorio como el microcine para hacer actividades en paralelo. Pusieron a disposición el hall de la Facultad de Bioquímica y Farmacia y hasta donaron los coffee break para los intervalos, lo que nos permitió destinar más dinero a las becas y aumentar el número de participantes. La predisposición del Rector de la UNSL, del Decano de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia y del personal técnico fue importantísima”, resaltó, al tiempo que agregó que, como una de las tantas consecuencias positivas, el Encuentro sirvió para visibilizar a los grupos de neurociencias de San Luis y para que tanto la UNSL como el municipio local organicen actividades de divulgación, que estuvieron a cargo del doctor Diego Golombek, para la comunidad educativa de la región.

Además, los estudiantes tuvieron, durante los días del Encuentro, la oportunidad de reunirse informalmente con el Doctor Moser, para charlar y realizarle preguntas, desde cuestiones científicas y técnicas hasta más vinculadas al trabajo y al ámbito personal. “Sin dudas, fue muy enriquecedor”, aseguró Antonelli.

Logros como fruto del esfuerzo colectivo

En el repaso de los hitos y alcances de este evento, al margen del correspondiente peso académico y científico, las autoridades destacaron algunas cuestiones de organización y logística que permitieron una amplia concurrencia. 

“A modo de ejemplo, creemos que una de las innovaciones que más colaboró con la mayor afluencia de participantes fue la decisión de anticipar los montos de las becas que otorgaríamos a los socios primeros autores de posters. Claramente, este dato permitió a los estudiantes y a sus directores prever con mayor precisión los gastos del grupo, lo que creemos que ayudó a la decisión de participar en el evento”, ejemplificó Antonelli.

La presidenta agregó que esta decisión novedosa surgió tanto por una política de la Comisión Directiva como por estar sustentada por los subsidios que otorgaron organizaciones como la International Brain Research Organization, la International Society of Neurochemistry, la Company of Biologists y la Human Frontiers Science Program.

“Otro aspecto no menor, que ya habíamos puesto en práctica en 2022, fue priorizar todas las acciones necesarias para realizar un evento sustentable y ecológico. Así, no solo eliminamos la impresión del libro de resúmenes reemplazándolo por el programa digital, sino que, al registrarse, entregamos un vaso de plástico con tapa y logo, solicitando a los participantes que lo usaran durante los coffee break y eliminando así el desperdicio de vasos descartables. También imprimimos las tarjetas de identificación en papel reciclado y colocamos recipientes para el reciclado de basura”, repasó la investigadora.

Por su parte, Rayes mencionó que es la primera vez que se hacen dos cursos precongreso en paralelo, lo que implicó todo un desafío. “Que estén estas ofertas hace que podamos interesar a más estudiantes a participar de estas iniciativas, que además no tenían ningún costo de inscripción”, resalta.

A los simposios, presentaciones y posters se le sumaron las actividades de las Comisiones de Política Científica y de Género y Diversidad: la primera, con una charla dada por la doctora Claudia Capurro, representante del Directorio del CONICET por el área de Ciencias Biomédicas; mientras que la segunda organizó un workshop abocado a la violencia laboral.

“Ambas actividades son importantísimas. La charla con la doctora Capurro nos permitió un contacto directo con CONICET y un planteamiento y debate de los temas que interesan a los científicos y científicas, tanto para quienes están en un nivel consolidado, como las y los que recién empiezan la carrera científica”, pondera Rayes.

Y si las distancias kilométricas parecen acortarse con los puentes que tiende la SAN para ser cada vez más federal, los objetivos no se quedan ahí, sino que buscan, también, constituirse en fuerte referencia para las neurociencias a nivel regional e internacional. 

“Por primera vez hemos tenido participación de investigadores de Perú, además de la más habitual presencia de participantes de Uruguay, facilitando su presencia al otorgarles la posibilidad de registrarse como socios de la SAN siempre que fueran socios de las Sociedades locales miembros de FALAN (Federación de Sociedades de Neurociencias Latinoamericanas). Sumado a este hecho, tuvimos la participación de investigadores invitados a Conferencias Plenarias y a Simposios de Canadá, Estados Unidos, México, Reino Unido, Alemania, Italia, Bélgica, Noruega, Francia y España”, celebró.

“Creemos que todo esto posibilitó la apertura de la SAN a realizar reuniones con más participación regional latinoamericana y también a atraer a más participantes internacionales que engalanan nuestra reunión. Nuestro desafío ahora es retener y ampliar esta participación en nuestras futuras reuniones”, concluye Antonelli.

Las repercusiones del Encuentro de la SAN, entre socios/as y autoridades

Guadalupe Gazal- Becaria doctoral CONICET en Instituto de Investigación Médica Mercedes y Martín Ferreyra e integrante de la Comisión de Género y Diversidad.

En lo personal, siempre es un placer encontrarme con la comunidad neurocientífica de Argentina y la SAN es el lugar perfecto para eso. Particularmente, este encuentro tuvo una participación muy alta, asistiendo mucha gente desde diversos puntos del país. Los simposios y charlas fueron un lujo y, como estudiante de doctorado, fue una enorme sorpresa poder compartir y conectar con tan grandes referentes del área tanto a nivel internacional como local.

Por otro lado, la sesión de pósters, el momento del congreso que siempre encuentro más fructífero, contó con casi 300 expositores, lo que hace de esta experiencia aún más enriquecedora. Creo que podríamos seguir pensando de qué manera hacer este momento más ameno, y que todes les expositores tengan alguien con quién intercambiar ideas durante la sesión.

Valoro profundamente las instancias de la Asamblea de Socies, como la actividad social que se organizó desde la Comisión de Género y Diversidades, espacios fundamentales para seguir comprendiendo hacia dónde queremos ir como sociedad. Siempre habrá cosas para mejorar, pero dando los espacios adecuados para el diálogo podremos seguir construyendo la comunidad que queremos.

Carla Cisternas- Investigadora Asistente de CONICET en Instituto de Investigación Médica Mercedes y Martín Ferreyra.

Desde mi punto de vista, los Encuentros de la SAN son siempre muy convocantes en relación con los congresos de otras sociedades científicas nacionales. Creo que este año la diversidad temática en los simposios estuvo muy bien representada, con disertaciones que abarcaron temáticas relacionadas al sueño, la cronobiología, neurobiología, circuitos neuronales y computación, y también la neuroendocrinología, que es particularmente mi área de estudio.

Valoro mucho y celebro que la realización de los Encuentros de la SAN haya comenzado a moverse un poco de los grandes nodos de mayor concentración de grupos de investigación, que han sido hasta ahora principalmente Buenos Aires y Córdoba. Si bien esto implicó un esfuerzo mayor para la comisión organizadora del congreso y también para los asistentes en relación con la búsqueda de hospedaje y movilidad, creo que vale la pena hacerse y es importante para que la SAN siga creciendo y para motivar y acercarnos a nuevos grupos de investigación que trabajan en neurociencias o en temáticas relacionadas a las neurociencias y que aún no son socios de la Sociedad. 

Desde el Encuentro SAN 2022, gracias al trabajo realizado principalmente por la Comisión de Federalización y con el apoyo de la Comisión Directiva de la SAN, tenemos un simposio especial llamado NeuroTour, en el que las conferencias son dictadas por investigadores de provincias con poca representación de socios SAN. Las discusiones y aportes que se generaron durante las charlas dan cuenta del éxito de estas iniciativas.

Nicolás Martorell- Becario doctoral en Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE) e integrante de la Comisión de Divulgación y Comunicación

Hubo un gran número de posters y de asistencia. También se contó con mucha presencia de las ciencias cognitivas y de la neurociencia computacional; a mí en particular eso me interpela mucho y me parece que está buenísimo. Sin duda, había muchas ganas de que este congreso sucediera y eso se notó en el ambiente general.

Para quienes vivimos en CABA (y para todos los que no viven en San Luis, en este caso), nos da la oportunidad de salir de nuestra rutina y encontrarnos en un lugar en donde a toda hora sabemos que estamos junto a la comunidad de neurociencia de Argentina (en contraposición en poder, cada uno, volver a su casa a la noche). Por supuesto que hacerlo en distintos lugares de Argentina es un objetivo federal en sí mismo: la SAN del último año se realizó en CABA, las dos anteriores fueron virtuales por la pandemia y las anteriores se habían realizado en Córdoba y Mar del Plata.

Marta Antonelli- Investigadora en el Instituto de Biología Celular y Neurociencia “Profesor Eduardo De Robertis” (IBCN) y presidenta de la SAN

Debido al trabajo de la Comisión de Federalización, se realizó un listado exhaustivo de disciplinas, lo que permitió sistematizar y ampliar las áreas disciplinares con la consecuente interacción entre las mismas. Es tal vez ocioso enfatizar que estas dos dimensiones han enriquecido enormemente las discusiones entre participantes, han permitido tomar conciencia del nivel de la ciencia en provincias menos representados, han facilitado el establecimiento de colaboraciones intra e internacionalmente y han fomentado el contacto de investigadores extranjeros con estudiantes locales generando ofertas de estadías postdoctorales.

Diego Rayes- Investigador en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca e integrante de la Comisión Organizadora SAN 2023

A partir de sugerencias y discusiones que se fueron dando en este Encuentro, ya sea por debates generales, por charlas personales o incluso a partir de la Asamblea, tomamos nota de los desafíos y cuestiones a mejorar para las próximas ediciones. Sería muy necesario, por ejemplo, fomentar más la interacción de los disertantes nacionales e internacionales con los estudiantes, generar espacios donde los disertantes, por ejemplo, puedan almorzar o cenar junto a estudiantes de grado o de doctorado.

Creemos, por otra parte, que uno de los efectos colaterales de la buena reacción a los pósters es que hay que aumentar esos tiempos o, incluso, brindar una sesión más, teniendo en cuenta que funcionan como una suerte de “corazón”. Y, desde ya, mantener e incluso aumentar el nivel de participantes, con un lugar acorde para esas cifras de asistentes.

Más recientes

Abierta la inscripción para la Diplomatura Superior en Neuropsicología Clínica – 2da Edición – Modalidad Virtual 2024

Nos es grato hacerlesaber que se encuentra abierta la inscripción para la Diplomatura Superior en Neuropsicología Clínica  – 2da  Edición -Modalidad Virtual 2024.  Nuestra página en el siguiente link: https://www.unaj.edu.ar/posgrado-3/diplomatura-superior-en-neuropsicologia-clinica/ Está Organizada por la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) Fecha de Inicio: Abril 2024       

Neuroscience PhD contracts in Marseille, France – Call for applicants

NeuroSchool PhD contracts in neuroscience are available at Aix Marseille University, France Information and application on: https://neuro-marseille.org/en/Calls/2024-phd-contracts-for-international-students/ Deadline : April 14, 2024 Three of the following proposed projects will be funded : Liérine MANGIAROTTA,  Stagiaire Chargée de Communication Faculté des sciences médicales et paramédicales,

TUM Global Postdoc Fellowships 2024

Below you will find more information about the program and application requirements. Applications will be accepted through March 31st. There will then be a second call for applications in September. Technische Universität München The TUM Global Postdoc Fellowship at Technical

Llamado de beca doctoral: Laboratorio de Neurobiología Básica y Traslacional | IHEM

Título del Proyecto: Dinámica diferencial del receptor metabotrópico de GABA (RGABAB) en áreas circadianas y neuronales: impacto del envejecimiento y patologías asociadas. Potencial modulación por la melatonina. Investigadora Responsable: Dra. Estela Maris Muñoz Inicio: 01/04/2024 / Duración: 3 años Contacto: (Enviar C.V. y teléfono para contactar)

Espiando de cerca los mecanismos moleculares del Alzheimer

Las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer poseen, en su origen y desarrollo, complejísimos mecanismos celulares y moleculares. Comprender estos mecanismos ayudan no solo a entender mejor la enfermedad sino, también, a pensar ideas y posibles tratamientos. De ahí el rol